Crónica cinematográfica del cortometraje “Exorcizamus Te”, exorcismo de una joven doblemente poseída

Por Fernando Tresviernes

 

Exorcizamus Te es un corto chileno de 12’56 minutos del director Diego Álvarez León con guión suyo y de Edith Vargas. Realizado en 2021 por Insanity Producciones.

Thriller de suspense y terror sobre el exorcismo de una mujer joven.

Seleccionado en múltiples festivales especializados y premiado en Australia, Bulgaria, Canadá, Estados Unidos, India y Rusia.

Sitio web: www.facebook.com/exorcizamusteshortfilm

 

“Sentirás el mal dentro de ti. Entonces lo repudiarás y lo gritarás al mundo”. Mateo 4:10

Exorcizamus Te es un cortometraje que muestra el proceso de pretendida curación esotérica por un sacerdote sobre una joven poseída. Convulsiona su cuerpo postrada boca abajo, atada de manos y pies a las cuatro esquinas de su cama.

Una magnífica fotografía en color de Diego Álvarez retrata la gran ambientación del dormitorio. La música original de Nicolás Iaconis y el diseño sonoro de Ariel Urrutia contribuyen al dramatismo de las secuencias.

Unos pies desnudos se deslizan por el suelo, una cruz tatuada en la frente de una joven, un crucifijo luminoso sobre la pared es testigo de todo lo que va a ocurrir.

La actriz Cecilia Muñoz interpreta con gran credibilidad a la joven poseída con gran expresividad no verbal y sonora. El sacerdote exorcizador protagonizado correctamente por Sergio Beltrán.

 

“Cualquier forma de abuso no es la palabra de Dios. NO CALLES”

Está muy conseguido el clima dramático ambiental con los efectos especiales, flashes, alaridos y gritos, sonido de campanas y tamizada oscuridad. Las verbalizaciones en latín del ritual sagrado envuelven el proceso en su dimensión esotérica.

El sacerdote de mediana edad y aspecto viril se entrega a su misión para doblegar a la joven poseída. Al no lograrlo con el protocolo oficial va más allá recurriendo al sometimiento sexual hasta alcanzar el climax. Es impactante en su dramatismo la secuencia de la posesión de la joven por el sacerdote. Terminado el exorcismo el religioso vuelve a vestirse saliendo a la ciudad que amanece en su skyline celestial de torres góticas de iglesias. Atrás queda sumisamente calmada la joven tras el ceremonial:

“Un abuso es corromper la inocencia y la bondad, haciéndolo parecer que la maldad es normal”

El soundtrack de Acuario Oscuro de Ricardo González complementa muy bien los créditos finales que se deslizan sobre páginas de noticias de prensa sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes y monjas.

 

Exorcizamus Te

Exorcizamus Te. Crónica cinematográfica por Fernando Tresviernes

0 Comentarios

Usted puede usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>